INICIO »   INFORMACION GENERAL
Geografía    • Historia    • Cultura    • Reserva de Biosfera


»  MAPAS TURÍSTICOS





INFORMACION GENERAL


La isla de Ometepe, llamada también Ometepetl (dos montañas, en lengua náhuatl) se encuentra en Nicaragua, dentro del lago Cocibolca o Gran Lago de Nicaragua.

GEOGRAFÍA

Su extensión es de 276 km², con 31 km de largo y aproximadamente de 5 a 10 km de ancho; Es la isla volcánica más grande del mundo de las situadas en el interior de un lago. Su población asciende a 42.000 personas. Los núcleos de población más importantes son Moyogalpa y Altagracia, que son también los dos puertos principales de acceso a la isla desde las ciudades de Granada, San Carlos y San Jorge.

El nombre de la isla deriva del náhuatl ome 'dos' y tepetl 'montaña(s)', ya que la misma está constituida en su práctica totalidad por los conos de dos volcanes: el volcán Concepción y el volcán Maderas. Llama poderosamente la atención la similitud de formas y orientación cardinal entre Tahití y Ometepe (ambas tienen forma de ocho), además ambas son de origen volcánico separadas en dos secciones por un istmo, y ambas son más pobladas en el lado norte que en el lado sur, con la diferencia de que Ometepe tiene dos volcanes bien formados (en Tahití no, son remanentes de antiguas estructuras volcánicas) y que Tahití es aproximadamente doble de la longitud de Ometepe.

El volcán Concepción se eleva hasta los 1.610 m y su diámetro máximo es de 36 km. Su última expulsión de cenizas data de 2005, y la última erupción de lava, que obligó a la evacuación de la isla se produjo en 1957. Tras un largo período de inactividad, el volcán volvió a la actividad en 1883 con un período de erupción que duró cuatro años. Desde entonces las erupciones se han venido repitiendo con una cierta periodicidad en 1889, 1902, 1907, y 1924. El volcán se encuentra cubierto por 2.200 ha de bosque protegido. En 2005 se produjo un temblor 6,2 grados en la escala de Richter como consecuencia de la presión interna acumulada en el volcán.

El volcán Maderas tiene una elevación de 1.394 m y un diámetro máximo en su base de 24 km. Su última erupción tuvo lugar hace más de ocho siglos y hoy en día se le considera extinto. Su cráter se encuentra ahora ocupado por una pequeña laguna, la Laguna de Maderas. La ascensión a la laguna del volcán Maderas a través de las 4.100 ha de reserva natural que la rodean es una popular atracción turística.



HISTORIA

Petroglifo

Existe constancia de que la isla está habitada al menos desde el 1500 a. C. Al parecer esta población sería parte de un movimiento migratoria originado en Sudamérica y que tendría como destino el actual México. En la isla se ha encontrado cerámica y grandes esculturas esculpidas en roca basáltica que se exhiben hoy en día en el parque de la iglesia de Altagracia y en el Museo Nacional en Managua. Estas esculturas son atribuibles a la misma escuela que las encontradas en la isla Zapatera realizadas por la cultura chorotega.

En la isla se encuentran también petroglifos realizados a partir de 300 a. C.

Durante el periodo colonia, la isla fue utilizada como refugio por los piratas en sus saqueos a la ciudad de Granada provenientes del mar Caribe a través del río San Juan. Llevaban a cabo saqueos y secuestros de mujeres, por lo que la población nativa se vio obligada a refugiarse en el interior de la isla.

Hoy en día, Ometepe se afana por sacar partido a su belleza natural y paulatinamente se van mejorando las infraestructuras turísticas.

Es importante anotar también que en Ometepe se encuentran dos grandes Museos el Numismático, que cuenta en billetes y monedas la historia de Nicaragua, y el Precolombino con más de 1500 piezas antiguas en exhibición y encontradas en la Propia Isla. En el 2008 esta bella isla fué nominada como una de las 7 nuevas maravillas de la naturaleza en el mundo.



Breve Reseña Histórica

Poblamiento de Ometepe
El poblamiento de Ometepe es muy antiguo, sabemos que a Suramérica llegaron los Chibchas y Tiaguanacos, que ocuparon la franja del Pacífico y por ende la Isla de Ometepe, estas primeras etnias eran recolectoras de frutas, grandes pescadores y cazadores. Esta primera migración ocurrió aproximadamente unos diez mil años antes de Cristo, por esta razón se creían autóctonos; esta raza nos heredó la estatura baja, el pelo liso y ese color que no es negro ni es blanco, sino más cobrizo.
También fueron los primeros en elaborar utensilios de roca como morteros, tazones y algo muy notable los entierros los hacían usando lápidas de piedras planas de 72” pulgadas de largo por 36” de ancho. Podemos constatarlo en los entierros encontrados en los Ramos, San José del Sur y Los Ángeles.

Los Mangues o Chorotegas
La rama chorotega conocida como los Mangues llegaron en el siglo III d.C. y la migración más fuerte de los chorotegas ocurrió en el siglo VI y VII, rápidamente se mezclaron con los autóctonos y mejoraron la técnica de la labranza de las rocas, así continuaron esculpiendo la estatuaria y la escritura en rocas en forma de grifos, dando así la grabación de los petroglifos. Según Wolfang Haberlan, estos agricultores y pescadores, fueron los que tallaron muchas de nuestras estatuarias y piezas de cerámica. Los Chorotegas poblaron las regiones del Pacífico y Centro de Nicaragua y tuvieron un gobierno organizado por nueve miembros, donde cada miembro representaba a un astro del sistema solar y sus capitas estaban en el Diriá.

Sus animales sagrados eran las guacamayas y las loras a las que llamaban churis; cultivaban mucho los árboles de níspero al cual llamaban nunosapot, a ello se debe que en la isla existan muchos árboles de níspero y aves exóticas como las loras en el Volcán Maderas, aunque las guacamayas es un ave extinta en Ometepe.

Los Nahuas
Por último en el siglo IX y X llegaron los Nahoas o Nahuas. Éstos poblaron el Istmo de Rivas y su ciudad principal fue Nicarao Callí, estos convirtieron en Isla sagrada nuestra ínsula, éstos al igual que los Mangues o Chorotegas llegaron de México y trajeron sus religiones y costumbres. Según la mitología vinieron Ticomega y Mahuatega ciudades míticas, pero en la realidad vinieron de Huchue Tlapayán, actualmente, Tula, México.
Fueron los Nahuas los que dieron el toque final a nuestra cultura aborigen, mejoraron las técnicas en la cerámica, refinando las finezas en la elaboración y decoración, así como el uso de representaciones de animales en el totemismo.

Aumentaron los rituales a Quetzalcoatl, a Quiateot y a muchas deidades como Xochiquetzal la diosa del amor, al Dios volcán, al Tonatiú o el dios sol. Estas actividades religiosas las hacían en las diversas fuentes de agua que existen en Ometepe sobretodo en el río Buen Suceso, Ilcue, Tichana y en los respiraderos del volcán. A los nahuas se les atribuyen la cerámica de la luna y los incensarios.

Los Mayas
Hay muchas evidencias que los mayas vinieron ya en sus períodos de exterminio posiblemente a mediados del siglo X. Tenían una cerámica muy sobresaliente, se cree que habitaron un pueblo llamado Esquipulas en el que se encuentran muchas reliquias de cerámica, jade y hasta figuras zoomorfas de oro.

Descubrimiento
Cuando Gil González llegó a San Jorge o sea las costas de Nicarao Calli; se quedó asombrado al ver el lindo paisaje que presentaba la isla con sus dos volcanes, esto ocurrió así: La Mar Dulce (Lago Cocibolca o Lago de Nicaragua) fue descubierto el 21 de enero de 1522 y el 12 de abril de 1523 en nombre de su majestad tomó posesión.

Francisco Hernández de Córdoba emprendió la exploración de La Mar Dulce y de la posible comunicación con el océano Atlántico. Este tenía por acompañantes a los capitanes, Hernando de Soto, Ruy Díaz y Sebastián de Benalcázar. Más tarde, Diego López de Salcedo comisionó a Gabriel de Rojas explorar las Islas del gran Lago de Nicaragua así que éste con Diego Machuca y Martín de Este, fueron los primeros españoles que llegaron a las islas del Lago Cocibolca (La Mar Dulce) entre ellas la Isla de Ometepe.

Evangelización
En 1610 vinieron a Ometepe los frailes de la orden franciscana, quienes nos enseñaron la religión cristiana y el cambio de la lengua; que por mandato de la corona se debían imponer nuevas costumbres, nuevo idioma y nuevas creencias. Fueron los franciscanos los que cambiaron a los dioses aborígenes por los santos cristianos.

Los Cementerios
Nuestros aborígenes acostumbraban enterrar a sus muertos en las cercanías de sus tribus, por esta razón se encuentran muchas urnas funerarias y artefactos de piedra y de cerámica en sitios dispersos de la isla, pues a sus deudos los enterraban con todas sus pertenencias.

Los conquistadores impusieron las costumbres de enterrar en un solo sitio a los difuntos; es por eso que fundaron dos cementerios, uno en Moyogalpa y el otro en Altagracia. El de Moyogalpa estaba situado en la parte sur de la población que ahora está en el centro de la misma y en Altagracia en las afueras cerca de Tagüizapa. Con el nacimiento de las municipalidades en 1835 se fundaron los cementerios actuales tanto en Altagracia como en Moyogalpa.

Fueron los mismos colonizadores los que cambiaron las costumbres de enterrar en ollas de barro por el uso de madera con los que se hacen los ataúdes. En la actualidad Ometepe es un atractivo turístico por su riqueza histórica, antropológica y arqueológica, además de playas y paisajes, también la hospitalidad que ofrecemos los isleños.


CULTURA

La danza y tradiciones de Ometepe pueden ser disfrutadas a través de dos grupos de danza folklórica, Xochipilí y Renacimiento; ambos de la comunidad de San José del Sur. Dentro de su repertorio se encuentra la “Danza del Zompopo”, famoso en las fiestas patronales de San Diego de Alcalá.

Estos grupos hacen varias presentaciones públicas durante las fiestas patronales de Moyogalpa y Altagracia, sin embargo también pueden ser contratados para presentaciones privadas en cualquier punto de la isla, si desea mayor información contactarse en Hotel Charco Verde, con Lic. Rubén Rivera.

Otro grupo de danza interesante es el de la comunidad indígena de Las Pilas, quienes durante su presentación personifican mitos y leyendas de la Isla.

Un representante de la cultura ometepina, es el poeta y compositor Sr. Julio Guillén, egresado del conservatorio nacional de música en los años 60, llevó su pasión a la isla y se convirtió en uno de los precursores de la interpretación de bandas musicales. Actualmente su repertorio cuenta con más 50 canciones propias, inspiradas en la vida cotidiana, la picardía de su gente y bellos paisajes de la isla.

CERÁMICA DE OMETEPE
La cerámica en Ometepe comienza a tener mayor desarrollo en el período formativo, 1500 años a.C.; durante este período comienza la difusión y los primeros intercambios característicos de la cerámica monocroma de color rojo y negro, en ella vemos cuencas trípodes, cuencas sin soporte y platos de todo tamaño.

En Ometepe también se puede encontrar cerámica del período zonado (en zonas), 500 años a.C. en grandes cantidades, durante este período se comienza la aplicación de engobe rojo, y el color negro de manera (zonada), en vasijas y ollas grandes utilitarias, en este período de incisiones, esgrafiados, estofadas en pintura negativa en figuras zoomorfas como lagartos, sapos y serpientes.

En el período clásico 500 años d.C. se desarrolla la policromía, considerado el de mayor esplendor y nace “La Cerámica Luna”, propia de la isla que va desde Bicromía, Tricromía y Policroma. Los colores que se destacan son en blanco, el negro brillante y el rojo. Durante este período se elaboraron motivos solares, calendarios, zoomorfos como el lagarto y antropomorfos. En el período policromo medio 800 a 1350 años D.C., la cerámica adquiere influencia del norte, la serpiente emplumada toma notoriedad así como jaguares, grecas escalonadas y formas ovoides; aumentan el uso de urnas funerarias y la aplicación es con base blanca o crema, con decoraciones en rojo, negro y anaranjado.

Ya en el último período, llamado Policromo tardío, en la cerámica se representan a los dioses como Quetzalcoatl, Tlatoc, Quiateot entre otros, en este aumenta el uso del gris perla, el amarillo y con mayor entonación el anaranjado; durante este periodo aparecen incensarios y estatuillas decoradas monocromáticas y policromáticas, posiblemente utilizados para representar a los dioses.


RESERVA DE BIOSFERA

Ometepe está incluida en la Red Mundial de Reservas de Biosfera, luego que su nominación fuera aprobada por unanimidad en la XXII Sesión del "Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biosfera" (MAB) de La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el 2 de junio de 2010, y que formara parte integrante de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

El MAB es un programa que se inició a principios de la década de los 70 del siglo XX para ofrecer un marco para la realización de investigaciones interdisciplinarias y actividades de fortalecimiento de capacidades. Su objetivo es mejorar la relación de las personas con su entorno ambiental.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoce que la isla de Ometepe "posee abundante vestigios arqueológicos precolombinos -petroglifos, estatuas y cerámicas- que atestiguan la antigüedad de los asentamientos humanos en su suelo. El lago circundante constituye una importante fuente de abastecimiento de agua dulce, además de albergar numerosas especies animales raras subacuáticas, como los peces sierra y los tiburones de agua dulce. Entre las actividades actuales de su población figura el ecoturismo basado en la participación de las comunidades. Ometepe tiene presencia de bosque tropical como bosque seco y bosque húmedo, además de Nebliselva. Asimismo posee zonas costeras, también tiene altitudes, sirve de descanso para aves migratorias y cuenta con especies endémicas de flora y fauna."

Comentarios en Facebook:








IslaDeOmetepe.com a Division of Web Enterprises, Inc.
Términos | Póliza de Privacidad
©1996-2015 Web Enterprises, Inc.